EL ORIGEN DEL NOMBRE "ENCANTS"

EL ORIGEN DEL NOMBRE  ""ENCANTS""

Con indiferencia de  las muchas y variadas especulaciones que han corrido referidas al primer origen del nombre de Encantes,  muchas de ellas erróneas, es evidente que dicha denominación no es insólita, puesto que ya en la baja edad media era un apelativo bastante común.

Es por ello  que se considera que dicho nombre proviene del latín,  in quantum, o del occitano en cant,  con el cual se designaba el lugar o los lugares habituales donde se realizaban ventas mediante subasta pública, o almoneda, de los bienes muebles procedentes de liquidaciones testamentarias, de los mandamientos judiciales, o por deudas fiscales que eran adjudicados a la persona que ofrecía mayor precio y por lo general con la ayuda de un llamado corredor de encant.

Costumbre medieval que enraizaba con las antiguas subastas de la época del Imperio romano, y por lo mismo denominación que originalmente proviene  del latín sub asta, “bajo lanza”, debido a que el reparto de tierras conquistadas entre los soldados participantes en las campañas se señalaba hincando una lanza en la parcela ocupada en suerte. Del mismo modo que la venta del botín de la guerra también se anunciaba con una lanza, y la venta se realizaba ante la misma.

Es más, el término en cuestión Encants no es de uso exclusivo en Cataluña, puesto que en Marsella  había una plaza llamada Place des Encans (o también Inquans), y aunque el término se ha perdido en Francia, todavía subsiste en el Quebec.

Sin embargo, lo que es evidente  es que en Barcelona la persistencia del nombre da fe de la venerable continuación de dicho mercado, convertido hoy ya en institución. Antigüedad que asociada a una larga y azarosa historia le prestan un impagable valor añadido que le permite reivindicar su propia continuidad en un nuevo tiempo muy cambiante, pero ahora sin necesidad alguna de leyendas interesadas, que en tiempos pasados sirvieron para justificar la necesidad de su no extinción.

 

 

Antonio Gascón – Taller  d´Historia del Clot-Camp de l´Arpa