Radouane, brocante

En Radouane se declara brocante de toda la vida. Le gusta. Se nota su entusiasmo por piezas, por antigüedades que tiene a su parada, en la planta baja del mercado con los números 214 a 217 (acceso 3 de la calle Castillejos). Esculturas y libros antiguos, piezas decorativas, tallas religiosas son sobre todo los objetos que más aprecia. También se puede encontrar cajitas de muchos estilos y diseños, jarras para coleccionistas, cajas de muñecas ... En sus manos hay libros editados en 1690 y el 1707, de temática religiosa. Joyas de coleccionista. No lleve prisa y mire todos los obejctos que hay expuestos.