Seducidos por los Encants

Jose Rivero es un diseñador de moda barcelonés de raíces cántabras que se confiesa seducido por la variedad de tejidos que se pueden encontrar en el mercado de los Encants y de los que hace vestidos, desde hace más de veinte años, principalmente para mujer, que es el centro de sus creaciones: de fiesta, informales, casual, deporte y para novias. También diseña ropa para hombres y sus propuestas, como él mismo las define, son más deportivas, con estampados, coloreados. "Es una línea más arriesgada, nada comercial", apunta. Un trabajo muy personal. Como el de todos los creativos a los que les gusta su labor.

Tiene tienda en el corazón del barrio de Gracia, en la calle Asturias, donde vende la ropa que diseña. Con la vista puesta en sus inicios como diseñador, explica que lo primero que hizo nada más llegar a Barcelona, ​​con otros dos compañeros de estudios, fue comprar todas las telas que había a la venta en una de las paradas del mercado de los Encants. Eran los años 80 e invirtieron cerca de 10.000 pesetas de la época. Su parada favorita es la de Pilar Borja, en la calle B, 416-420. Jose Rivero ya había sido cliente de su padre.

 

Crear ropa para mujer

La elección para crear vestidos de mujer lo explica como el fruto de una decisión experimentada: "la mujer sale y compra, el hombre pienso que aún no ha encontrado su lugar en la sociedad", reflexiona. Sea como sea, Rivero trabajó durante muchos años creando ropa para hombre hasta que tomó la decisión "arriesgada" -dice el diseñador- de crear sobretodo para la mujer. "Se trata de concentrar sinergias", afirma. Hace trajes para mujeres reales -señala-, con tallas de la 42 a la 46, aunque también hace vestidos a medida. Actualmente, por ejemplo, también diseña vestidos para chicas de 16 a 18 años para el acto de graduación de sus estudios en el Instituto.

Las mañanas les pasa en el taller que tiene en el Eixample, donde cuenta con la ayuda de otra persona para coser y hacer los acabados de los trajes, y también transmite su experiencia a jóvenes estudiantes de diseño de moda que hacen su stage con el diseñador. Por las tardes, en la tienda, atiende sus clientes, y como está en la calle Asturias, parte de sus clientes y clientas son turistas. Entre ellos, hay quien cada año procura incluir unos días de sus vacaciones en Barcelona para venir a comprarle ropa. Secreto? "Hecho en Barcelona", comenta. Para los visitantes que buscan llevarse algo de su visita a Barcelona, ​​una pieza de ropa es un objeto que se puede disfrutar durante tiempo.

 

Los Encants son un referente

El mercado de los Encants fue de los primeros lugares que conoció cuando aterrizó en Barcelona. "Hoy es un referente", sostiene, para su trabajo y para la de otros profesionales que, más o menos conocidos, tienen el popular mercado barcelonés entre sus proveedores de tejidos, pasamanería, botones ... El mercado es capaz, por sus particularidades, de aportar el atrezzo necesario -bien realista- para un montaje teatral de época, por ejemplo. Y también de proveer el material necesario para diseñar vestidos que incluso se pueden ver en algunas pasarelas de moda barcelonesas.

"En los Encants encuentras inspiración -dice Rivero- porque nunca sabes qué encontrarás". Uno de los alicientes que proporciona el mercado es la continua renovación de género en las paradas. De ahí la atracción de las paradas de tejidos. Algodón, ropa de punto, viscosa, tul, son tejidos que con los que trabaja habitualmente y que compra los Encants, algunos de los cuales contienen fibras de elastano, que por su elasticidad facilita el tallaje.

Pero a la hora de hacer vestidos con las telas que se venden hay que ser prudente en la producción porque puede ser difícil volver a encontrar telas idénticas a las compradas con anterioridad. Una de las razones por las que el diseñador barcelonés dice que no se puede garantizar un gran volumen de producción del mismo vestido ante el pedido que puede hacer una empresa. Es decir, hay tela hasta que se acaba. También es una ventaja si se hace una buena gestión. Pocos vestidos iguales habrá y por tanto pocas posibilidad de que dos mujeres, o dos hombres, o más, acaben encontrando en un mismo lugar con los mismos vestidos ...

 

Diseño de vestuario para el cortometraje "Almas"

Su última aventura reciente ha sido colaborar con la productora del cortometraje "Almas", obra del joven director Ruben González. Ha diseñado muchas de las piezas de ropa que llevan los actores protagonistas, como por ejemplo, las que muestran el cartel de promoción de la obra. Está satisfecho a pesar del volumen de trabajo que ha implicado participar en este proyecto, según explica. (Si queréis conocer más detalles del corto, leed el post de David Nebot, técnico de sonido, en su blog “Un aventurero”. También podéis ver un vídeo con el making of del cortometraje que realizó este técnico.

 

La parada de Pilar

Pilar Borja se dedica desde hace 26 años a la venta de tejidos en los Encants. Explica que una de las claves de su negocio es la renovación del género a la venta. Los clientes van a menudo para ver qué hay de nuevo y procura mantener este grado de fidelidad ganado con el paso del tiempo. "Yo no tengo clientes -apunta-, tengo artistas!". También cose pero la falta de tiempo hace que concentre sus energías más en la selección de tejidos y venta en el puesto que en coser.

Confiesa que uno de los grandes placeres es ver las creaciones de los diseñadores de ropa a partir de los tejidos que le han comprado. Del mismo modo que Jose Rivero, afirma que uno de los hándicaps es depender de lo que ofrecen los fabricantes, de forma que no se puede garantizar la continuidad de una misma referencia de producto. Una situación que tanto comerciante como diseñador han aprendido a sacarle partido ... Ya que habrá pocos vestidos iguales!